Expectativas y miedos en la vuelta a la oficina

Según un estudio realizado por Indeed, el 51 % de los trabajadores están motivados por la vuelta al trabajo presencial y así volver a reunirse con los compañeros. 

Pero también es una realidad que, tras tanto tiempo trabajando en remoto, se han generado tanto expectativas como miedos frente a la vuelta a la oficina más allá de las medidas de seguridad anti COVID.

Los miedos de los trabajadores

El horario de oficina de 9 a 18 ha estado en pausa durante mucho tiempo y, lo que antes era normal, ahora puede llegar a generar cierta ansiedad.

Con el teletrabajo, hemos aprendido a valorar aspectos del día a día que antes dejábamos de lado. Un claro ejemplo son los hábitos alimenticios, y es que el 46 % de los trabajadores tiene miedo de retomar malos hábitos volviendo al menú del bar, los bocatas y las comidas precocinadas al tener menos tiempo para cocinar. 

En un momento de contagios a la baja, los trabajadores son conscientes de las medidas de seguridad pero empiezan a ver otros inconvenientes. El 31 % no se siente cómodo con tener que usar la mascarilla 8h seguidas y con las molestias y daños en la piel que pueden derivar del uso prolongado de la misma.

Que existe una preocupación por el equilibrio entre vida personal y vida laboral no es nada nuevo, simplemente ahora somos más conscientes. Con el teletrabajo llevar los niños al colegio o no llegar tarde a recogerlos por culpa del tráfico no era un problema. 

La vuelta al cole no ayuda al estrés de los trabajadores que también vuelven a la oficina por primera vez en mucho tiempo.

¿Qué pueden hacer las empresas para cumplir con las expectativas de sus trabajadores?

En los próximos meses el 78 % de los trabajadores se verán obligados a volver a la oficina sin tener elección y es importante que las empresas busquen la manera de reducir al máximo su nivel de estrés.

Estar cómodos y tranquilos en el lugar de trabajo influye positivamente en la productividad y el entorno laboral así que estas son algunas de las medidas que pueden ayudar en la transición del teletrabajo a la oficina:

  • Tener un protocolo de higiene para mantener un ambiente de trabajo libre de virus
  • Explicar de una manera clara y fácil cómo hay que actuar en caso de contagio (dentro o fuera de la oficina)
  • Flexibilidad en la hora de entrada y salida para favorecer la conciliación familiar y evitar aglomeraciones en la llegada
  • Ofrecer facilidades a los trabajadores para tener una jornada parcialmente en remoto trabajando presencialmente por las mañanas y por las tardes desde sus hogares.
  • Habilitar un espacio de cocina para quiénes quieran traer su comida en caso de no tenerla ya.
  • Planificar la vuelta a la oficina de manera consensuada con los trabajadores.
  • Ofrecer la posibilidad de combinar días de trabajo en la oficina con días de teletrabajo

El 62 % de los trabajadores prefiere alternar el teletrabajo con el trabajo en oficina.

Varios estudios demuestran que la productividad no se vio afectada por el teletrabajo, y en algunos casos hasta mejoró, sin olvidar que la relación entre empleados y directivos está mejor que nunca.

Que la vuelta a la oficina no rompa el equilibrio que tanto ha costado conseguir.