Empresas de antes frente a las empresas de ahora

Hace 10 años no existía el iPhone. El Internet, apenas lo utilizabamos. Hoy, no se nos ocurre un día sin escribir un mail o abrir Google Maps. ¿Y las empresas? Pues igual sí han cambiado, pero quizá no tanto como deberían. Y no es culpa de los Millennials.

Empresas de antes frente a las empresas de ahora

Adiós al horario 9-17. Adiós al puesto de trabajo fijo. Adiós a los colores grises, marrón y el café malo. Las empresas viven su revolución copernicana y este cambio no tiene que escaparse de tus manos.

Logística

¿Recuerdas cuando tenías que despertarte pronto para llegar a tu oficina y marcar tarjeta? Pues sí, así eran las empresas de antes mantenían un horario fijo. Mientras que las de ahora cada vez más apuestan por un horario flexible.

La comunicación, por su lado, era muy cerrada, frente a la comunicación abierta de las de ahora. Y ni qué hablar del poco uso de las herramientas digitales, todo tu escrito lleno de papeles y libros, mientras que hoy en día todo es digital.

Oficina

Una silla, una mesa, un ordenador y poca cosa más en cuatro aburridas paredes. Así eran las oficinas de antes. Hoy en día las oficinas tienen el concepto de un lugar abierto, cómodo, flexible, en el cual además tienes una zona para el cuidado personal, pues sí, todo no es trabajo.

Cultura

Cuando para hablar con el jefe tenías que enviarle una carta o pedir cita y siempre tenía la agenda llena, ¿recuerdas? Por el contrario, ahora existe una comunicación horizontal, en la cual todos están intercomunicados y pueden aportar con ideas.

Productividad

Habías terminado todo tu trabajo pero claro, no era hora de salida, entonces había que “calentar la silla” hasta que sea la hora. Claro, tu jefe piensa que porque estás en tu sitio, frente al ordenador, estás trabajando.  Cuando puedes estar viendo tu serie favorita o en las redes sociales o leyendo cosas personales.

Por su lado, hoy en día las empresas piensan, si ya has terminado y lo has hecho bien ¿por qué tienes que seguir “calentando la silla?.

Optimización

Esto de dejarlo programado no va, ¿y si algo sale mal? así piensan las empresas de antes. Por ende contratan más personal o en su defecto tienen a sus empleados trabajando más horas.

Las empresas modernas tienen a la optimización como principal aliado, ya que lo buscan es ahorrar tiempo y costos. Y al ahorrar tiempo hablamos de una conciliación de lo laboral con lo personal.

Herramientas

A diferencia de las oficinas antiguas, las oficinas modernas utilizan diversas herramientas tecnológicas, ya que necesitan estar conectados y que todo esté optimizado. Para estar comunicados herramientas como Slack / Skype / Appear.in van muy bien. Para acceso a archivos: google drive, dropbox o sistema interno. Y si te preocupa la privacidad: VPN de empresa.

¿Se te ocurre alguna diferencia más o alguna experiencia que quisieras compartir?

¿Quieres saber cómo Daysk puede ayudarte a implementar políticas flexibles en tu trabajo? Contacta con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *